Datos sobre migración relevantes para la pandemia de COVID-19

Última actualización el 7 de septiembre de 2021

La población trabajadora migrante, en particular las personas que ocupan puestos de trabajo de baja remuneración, puede verse más afectada y expuesta a la propagación de la COVID-19 en los países golpeados por la enfermedad y en aquellos donde la pandemia continúa extendiéndose, pero también desempeña un papel importante en la respuesta a la enfermedad, ya que trabaja en sectores esenciales. Al 1 de marzo de 2021, la población emigrante de los 20 países con el mayor número de casos de COVID-19 representó  el 31% del total de migrantes internacionales y envió aproximadamente el 37% de todas las remesas a nivel mundial a su país de origen en 2019 (Análisis del Centro de Análisis de Datos de la OIM sobre la Migración Mundial, basado en datos de ONU DAES, 2020Banco Mundial 2020a; y OMS, 2021)1. Los inmigrantes y las inmigrantes representaron al menos el 3,7 por ciento de la población en 14 de los 20 países con el mayor número de casos de COVID-19, y esta proporción es más del 7 por ciento en 9 de estos países (análisis del Centro de Análisis de Datos Mundiales sobre Migración basado en DAES, 2020OMS, 2021). Habida cuenta de que la proporción mundial de migrantes internacionales se sitúa en un 3,6%, estas personas están sobrerrepresentadas en estos países. El aumento de las restricciones fronterizas también repercute en la movilidad de la población migrante y en el papel de las organizaciones humanitarias. Entre el 11 de marzo de 2020, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia de la COVID-19, y el 22 de febrero de 2021, se implementaron casi 105.000 restricciones de movimiento en todo el mundo. (OIM, 2021a). Al mismo tiempo, 189 países, territorios o áreas han emitido 795 excepciones a estas restricciones, permitiendo así la movilidad (ibid.). Las estimaciones con un supuesto de crecimiento cero en el número de migrantes entre el 1 de marzo y el 1 de julio de 2020 sugieren una disminución de casi 2 millones de migrantes internacionales a nivel mundial en comparación con la estimación inicialmente esperada entre mediados de 2019 y mediados de 2020 (DAES, 2020). Se estima que los flujos migratorios hacia los países de la OCDE, medidos por los nuevos permisos emitidos, se han reducido en un 46% en el primer semestre de 2020 y se espera que 2020 sea un mínimo histórico para la migración a los países de la OCDE (OCDE, 2020a). Tal caída en los flujos migratorios también puede tener efectos demográficos en los países que dependen de la migración para el crecimiento de la población. Por ejemplo, las estimaciones para 2020 sugieren que la población de Alemania no creció por primera vez en la última década debido a una disminución de la inmigración (Oficina Federal de Estadísticas de Alemania, 2021). En Australia, se espera que la migración neta para 2020/2021 sea negativa por primera vez desde 1945, lo cual resultará en el crecimiento de población más bajo en un siglo (Centro Australiano de Población, 2020).

En esta página web se analizan datos sobre migración que pueden aportar información sobre el modo en que la población migrante se ve afectada por la COVID-19 y participa en la respuesta a la enfermedad. Puesto que la información relativa a la pandemia de la COVID-19 cambia constantemente, las cifras y demás datos de esta página se actualizarán periódicamente. Para obtener información desglosada por país o región, sírvase visitar esta página web y consulte la sección que aparece debajo del mapa para más información sobre los indicadores fundamentales sobre migración y demografía. Para conocer las tendencias clave por región sobre el impacto de COVID-19, consulte nuestros perfiles de datos regionales.

Data Innovation Directory
Data Innovation Logo
Learn more
Infographic