Datos migratorios en el Caribe

En la historia de los patrones migratorios en El Caribe1se identifican dos grandes tendencias: el primer movimiento notorio es la emigración extraregional, principalmente hacia Norteamérica, siendo los Estados Unidos el principal país de destino; el segundo se identifica como los movimientos intrarregionales, principalmente la migración de nacionales de Haití hacia República Dominicana, y desde República Dominicana y Haití hacia islas con mayores oportunidades de empleo como las Bahamas y Saint Kitts y Nevis, países de la región de altos ingresos (OIM, 2018). La migración y la libre movilidad intrarregional, tanto permanente como temporal, de nacionales de los países miembros de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y de la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECS) ha ganado una mayor importancia en años recientes. 

Más recientemente, la llegada de migrantes y refugiados venezolanos a la región en los últimos años   se ha sumado a las dinámicas migratorias complejas, en particular entre islas y países del sur del Caribe donde la proximidad con la República Bolivariana de Venezuela facilita la movilidad, como en el caso de Trinidad y Tobago, Guyana y Curazao, pero también en República Dominicana (OIM y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Respuesta para Venezuela (R4V), 2021).  

Los desplazaminetos internos causados por amenazas naturales recurrentes como actividad sísmica y  huracanes también son un tema migratorio prioritario de la región. Para el 2020 los Huracanes Eta e Iota y Huracán Laura fueron los principales eventos de impacto en la región afectando principalmente a República Dominicana, Cuba y Haití (Centro de Monitoreo de Desplazamientos Internos (IDMC), 2021).  

En el último año, la pandemia de COVID-19 ha generado importantes afectaciones en los patrones de movilidad en la región, y el cierre de fronteras es una de las medidas que más complica las actividades y desarrollo de los países caribeños que fomentan su economía a través del turismo. Como medida de reactivación, iniciativas como la aplicación del sistema de “burbujas de viaje” busca reactivar la movilidad tanto intrarregional como extrarregional hacia los países de la región (OIM, 2020). 

En términos de datos migratorios, son diversas las entidades a cargo de la recolección, procesamiento, difusión y uso de registros administrativos relativos a la migración en la región. Dentro de estas instituciones se incluyen a las Direcciones generales de migración, cuerpos oficiales, institutos de estadísticas, ministerios de gobierno y autoridades de turismo quienes levantan información de pasajeros y visitantes. Algunos países con sistemas robustos de registro captan contenido biométrico en los datos de movimientos migratorios (OIM, 2018). 

  • 1. Para efectos de esta página se incluyen los siguientes países: Antigua y Barbuda, Bahamas, Cuba, Dominica, República Dominicana, Granada, Haití, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Trinidad y Tobago.
Última actualización el
08.27.2021